top of page

Día Mundial del Asma

Cada primer martes de mayo se conmemora el Día Mundial del Asma. Es un evento anual organizado por la Iniciativa Global para el Asma (GINA) para mejorar la concientización y el cuidado del Asma en todo el mundo.

como tratar el asma y sintomas

directorio médico

El Asma es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación crónica de las vías respiratorias, la cual puede tener un origen genético o por factores ambientales.

Se estima que en el mundo existen más de 250 millones de personas afectadas por el Asma. Inicialmente se pensaba que la enfermedad se manifestaba únicamente edades tempranas, pero se ha observado que puede surgir en cualquier etapa de vida de un individuo, sin embargo en la etapa infantil es donde generalmente aparecen los primeros síntomas.


Causas y Síntomas


El Asma involucra una serie de síntomas respiratorios que incluyen principalmente, sibilancia (silbidos al respirar), dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos. Estos síntomas varían dependiendo de la intensidad, la cantidad de aire que ingresa a los pulmones y la respuesta de cada persona a diferentes estímulos como el ejercicio o la inhalación de ciertos irritantes respiratorios.


El origen y la severidad del Asma depende principalmente de dos factores: la genética del paciente y los factores ambientales que generan las reacciones en las vías respiratorias.

Ya sea de origen genético o ambiental, los bronquios sufren una inflamación que obstruye el paso del aire hacia los pulmones provocando dificultad para respirar.

Los factores ambientales que producen el Asma son llamados alérgenos y los más comunes son el polen de plantas, los ácaros, esporas de algunos hongos y el pelo de algunos animales domésticos; pero también existen otro tipo de alérgenos que se encuentran en el ambiente como, polvo, contaminación atmosférica, aerosoles irritantes, sustancias tóxicas suspendidas en el aire, humos etc.


El Asma está asociada con ciertas comorbilidades como la rinitis alérgica, conjuntivitis, dermatitis atópica y alergias a los alimentos. Pero también se ha encontrado relación en pacientes sin problemas alérgicos pero con problemas de obesidad, reflujo gastroesofágico y condiciones psiquiátricas.



Diagnóstico y Tratamiento

Para diagnosticar el Asma se deben tomar en cuenta diversos factores entre los que se incluyen los antecedentes médicos a detalle del paciente, exploración física, la presencia de síntomas, el estado general de salud y los resultados de las pruebas o exámenes realizados.


Las pruebas más comunes para diagnosticar a un paciente con Asma son:

  1. Espirometría. Consiste en medir la cantidad de aire inhalada al realizar una respiración profunda, así como la velocidad de exhalación.

  2. Flujo espiratorio máximo. Mide la fuerza con la que un paciente puede exhalar.

  3. Imageneología. Por medio de una radiografía de tórax se puede identificar la presencia de alguna infección o alguna anomalía morfológica que afecte el estado de las vías respiratorias.

  4. Pruebas de alergias. Se realizan exponiendo al paciente a diferentes alérgenos (polvo, pelo de mascotas, polen, esporas, ácaros, ciertas plantas, etc.) ya sea de forma cutánea o inhalada.

  5. Prueba del esputo. Mediante esta prueba se busca la presencia de glóbulos blancos en las secreciones del paciente.

  6. Prueba de antígenos. Prueba en sangre que busca la presencia de anticuerpos IgE específicos, los cuales indican la sensibilización producida por ciertos alérgenos.

  7. Pruebas de esfuerzo o estrés. Consiste en someter al paciente a ciertos ejercicios intensos o respiración de aire frío, para identificar obstrucción en la vía respiratoria.


El tratamiento del Asma dependerá de la severidad de la enfermedad y del estado de salud del paciente, así como la presencia de alguna otra enfermedad.

Los medicamentos más comunes que los especialistas indican a los pacientes con Asma son: broncodilatadores, corticoesteroides inhalados, algunos medicamentos orales, inhaladores combinados, inmunoterapia, medicamentos biológicos y en algunos casos inhalo terapia.


Cabe destacar que que la prevención y el control a largo plazo es el mejor tratamiento para un paciente con asma, por lo que acudir con un especialista para identificar cualquier síntoma que pudiera desencadenar la enfermedad es muy importante.

210 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


WhatsApp.png
bottom of page