top of page

Riñones: padecimientos y prevención de daños renales

Actualizado: 28 abr 2022

Los riñones son órganos complicados y sorprendentes que realizan tareas esenciales para mantenernos saludables. Las funciones principales de los Riñones es remover toxinas y exceso de agua en la sangre. También ayudan a controlar la presión sanguínea y mantienen en buen estado los huesos para producir las células rojas de la sangre.




El tamaño promedio de los riñones en una persona adulta sana es de aproximadamente del tamaño del puño de la mano y se encuentran al fondo del abdomen por debajo de la caja torácica.


Los riñones controlan los niveles de varios minerales importantes en el flujo sanguíneo, como el sodio y el potasio y también ayudan a controlar la acidez en la sangre. Diariamente los riñones controlan cuidadosamente la sal y el agua (electrolítos) en el cuerpo para que la presión sea constante.


Padecimientos, signos y síntomas


La enfermedad renal crónica del riñón, también llamada insuficiencia renal crónica, describe la pérdida gradual de la función renal.


Cuando la enfermedad renal crónica alcanza una etapa avanzada, los niveles de líquidos, electrolitos y los desechos pueden acumularse en el cuerpo.

Existen múltiples factores que pueden aumentar el riesgo de enfermedad renal crónica y para saber si existe algún problema relacionado a los Riñones debemos prestar atención en los siguientes puntos.

  1. Presión sanguínea elevada.

  2. Diabetes

  3. Sobrepeso

  4. Calambres

  5. Antecedentes familiares con problemas renales.

  6. Pérdida de peso

  7. Falta de concentración

  8. Producción irregular de orina

  9. Hinchazón en pies y tobillos

  10. Tabaquismo

  11. Personas mayores a 50 años

La enfermedad renal suele ser silenciosa en etapas tempranas y a menudo va debilitando la función Renal causando los síntomas.

Diagnóstico


El diagnóstico para detectar algún problema renal es sencillo y principalmente se realiza mediante un análisis de laboratorio, en donde se toman muestras de sangre y orina para detectar los niveles de ciertos compuestos como la creatinina y la excreción de albúmina.


Prevención de daños renales


Los ocho reglas de oro para mantener los riñones saludables son las siguientes:

  1. Mantenerse en forma y activo.

  2. Mantener un control regular de los niveles de glucosa en sangre.

  3. Monitorear la presión arterial.

  4. Comer saludablemente y mantener el peso bajo control.

  5. Mantener una ingesta de líquidos saludables.

  6. No fumar.

  7. Evitar automedicarse.

  8. Vigilar la función renal si se tiene uno o más factores de riesgo.

La detección temprana de falla en la función Renal es crucial ya que permite un tratamiento adecuado y aunque, la enfermedad Renal crónica es irreversible pero se puede diminuir el daño y deterioro en los Riñones y de esta forma evitar complicaciones severas.


Es de gran importancia acudir con un especialista de la salud si existen factores de riesgo de enfermedad Renal, para recibir un diagnóstico y tratamiento especializado.


160 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


WhatsApp.png
bottom of page