¿Cuál es la mejor época para un aumento de senos?

Esta cirugía se hace comúnmente a mujeres que buscan que sus senos luzcan bien, sin embargo, erróneamente deciden hacerlo en verano para verse increíble en la playa, sin tomar en cuenta la recuperación postoperatoria.



La recuperación postoperatoria de una mamoplastia depende del tipo de actividad que quieras realizar. Si haces mucho deporte, puede que tengas que esperar hasta tres meses, especialmente si el ejercicio implica mover los brazos.


Por otro lado, si trabajas en oficina antes de que puedas manejar otra vez, evitando los movimientos bruscos.


¿Cómo es el proceso postoperatorio?

Después de la cirugía, el cuerpo sufre un ligero estrés, por ello se recomienda descanso total durante los primeros días. Deberás dormir con la cabecera ligeramente inclinada para evitar la inflamación. Las molestias y el dolor se pueden aliviar con analgésicos durante el tiempo que tu médico considere necesario.


Desde el principio es posible mover los brazos, pero suave y despacio, sin movimientos bruscos y evitando levantarlos. De esta manera se acelera la cicatrización, se evita la formación de líquido acumulado) y se consigue que las prótesis se mantengan en su lugar.


A las 24 horas, el médico sustituye el vendaje por un sujetador anatómico, generalmente acompañado por una banda mamaria que inmoviliza el seno y evita cualquier movimiento que pueda afectar el resultado de la cirugía. Deberás usar esto todo el día, aunque te resulte incómodo; pero recuerda que el resultado vale la pena.



¿Cuándo puedes regresar a tus actividades habituales?

Tu médico te indicará cuándo puedes retomar tu actividad cotidiana, pero generalmente deben pasar cinco días antes de que puedas regresar a la oficina e incluso manejar tu automóvil, evitando movimientos bruscos.


Por otro lado, si realizas deporte, lo ideal es que no realices ejercicio alguno durante un mes, ya que podrías poner en riesgo la intervención. Después de pasado ese mes puedes hacer ejercicios ligeros, pero debes esperar hasta dos meses para regresar a correr y tres para retomar los ejercicios que impliquen movimiento importante de los brazos.


¿Hay dolor después?

Si tu piel no es muy elástica, o los implantes son muy grandes, es normal sentir que la zona intervenida está más rígida. Puedes llegar a tener comezón, que se puede evitar manteniendo la piel hidratada.


¿Qué pasa con la cicatriz?

Para tratar la cicatriz y que se note lo menos posible, hay que llevar a cabo estas dos acciones elementales:


  • Limpiarla con antisépticos y mantenerla cubierta. Se pueden usar parches para que quede plana y evitar la formación de queloides, es decir, lesiones formadas por crecimientos exagerados del tejido de la cicatriz.

  • No exponerla al sol, para evitar que quede una marca. El tiempo en que debe permanecer cubierta lo determinará tu médico, pero puede ser hasta un año.


Entonces, ¿cuál es la época ideal para realizarte la intervención?

Diciembre es el mes más popular y la mejor época para realizar un aumento de senos, principalmente porque es más sencillo esconder las vendas con suéteres o blusas de manga larga; de esta manera es muy probable que en verano estés lista para presumir tu nueva figura.


Además, sabemos que posiblemente no quieras revelar tu aumento de senos hasta que estés lista. Por lo tanto, el clima invernal te da la excusa perfecta para ocultar el procedimiento con abrigos.

Después de la mamoplastia, tu médico debe hacer revisiones periódicas, normalmente a los 3, 6 y 12 meses. Después de un año debe estar al pendiente de que estén en buen estado. En Hospital San Ángel Inn, como uno de los mejores hospitales de México, te garantizamos seguridad y confianza en el procedimiento de aumento de senos. Conócenos y deja todo en nuestras manos, ya que estaremos al pendiente de ti.


#mamoplastia #AumentoDeSenos #CirugíaPlástica