La Esclerosis Múltiple.

30 de mayo - Día Mundial contra la Esclerosis Múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad del sistema nervioso central. En la EM, el sistema inmunológico del cuerpo ataca la mielina, que recubre las células nerviosas. Los síntomas de la EM incluyen debilidad muscular (a menudo en las manos y piernas), sensación de hormigueo y ardor, entumecimiento, dolor crónico, problemas de coordinación y equilibrio, fatiga, problemas de visión y dificultad para controlar la vejiga. Las personas con EM también pueden sentirse deprimidas y tener problemas para pensar con claridad.




Aún más grave es el impacto de la EM pediátrica, es decir, en la población infantil. Pues afecta gravemente la calidad de vida de niños y adolescentes ya que, de no recibir un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado, su deterioro puede adelantarse hasta 10 años en comparación con un adulto. Asimismo, llegan a tener el doble de recaídas y suelen ser más graves.



La EM es la enfermedad neurológica discapacitante más común que afecta a los adultos jóvenes. Por lo general, afecta a personas de entre 20 y 40 años y afecta con mayor frecuencia a las mujeres(en una proporción de 3 a 1 en relación con los hombres). Alrededor de dos millones de personas en todo el mundo tienen esclerosis múltiple y, de acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la prevalencia promedio estimada de esclerosis múltiple en el mundo es de 33 casos por 100,000 habitantes. Se estima que en México la padecen alrededor de 22,000 personas.

Existen cuatro diferentes tipos de EM, siendo la forma más común la EM remitente-recurrente, en la que los síntomas aparecen y desaparecen.

En la actualidad, no existe cura para la EM, pero el tratamiento de la enfermedad incluye tratamientos farmacológicos para tratar los eventos inflamatorios agudos (o recaídas), medicamentos que reducen el riesgo de nuevas recaídas inflamatorias (terapias que modifican la enfermedad) y tratamientos para retrasar la progresión de la enfermedad. Además, también existen terapias que alivian y mejoran diversos síntomas. El manejo exitoso de la EM también incluye una dieta saludable, ejercicio y rehabilitación.

86 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo