¿Cómo aumentar las defensas de manera natural?

Actualizado: mar 23

Ante la nueva pandemia Covid 19 podemos ayudar a nuestro cuerpo a subir las defensas.


El coronavirus es potencialmente mortal tan solo para determinados grupos de riesgo, que se definen en función de la edad y de que padezcan enfermedades previas. Según las estadísticas, un 80,9% de los casos son leves y superan sin ningún problema la enfermedad pero es potencialmente peligroso en personas mayores de 80 años o con otras dolencias o defensas bajas.




Ante esta pandemia, mucha gente se pregunta si es posible fortalecer su sistema inmunológico para prevenir el contagio. Debes saber que es difícil conseguirlo en poco tiempo, pero siempre es recomendable introducir alimentos ricos en vitaminas A, B, C y E (que se pueden complementar con suplementos vitamínicos) y otros como frutas, verduras o pescado. También es aconsejable disminuir el consumo de azúcares y alimentos ultraprocesados, realizar ejercicio físico moderado y descansar adecuadamente.






Vitaminas y minerales para subir las defensas


Hierro: es esencial en la elaboración de hormonas y los tejidos conectivos. Su ausencia puede ser peligrosa para la salud y causar anemia. Los alimentos que contienen más hierro son las lentejas, las espinacas, las frambuesas, la levadura de cerveza, los pistachos, los cereales como el mijo y la espirulina, un tipo de alga azul al que se le atribuyen numerosas propiedades beneficiosas para la salud.


Zinc: es un componente que ayuda al sistema inmunitario a combatir bacterias y virus que invaden el cuerpo. Los alimentos más ricos en zinc son: las ostras, el hígado de ternera, las almejas, las carnes rojas, las avellanas y las almendras, el pollo y el pavo, el queso y los copos de avena.


Vitamina B: forman un grupo de 8 vitaminas relacionadas con el metabolismo celular. Estas vitaminas se encuentran sobretodo en los cereales integrales, el arroz, la avena, el germen de trigo o en el pilar de la dieta mediterránea, las legumbres.


Vitamina C: ayuda a la cicatrización de las heridas, mejora la absorción del hierro presente en los alimentos y contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario para proteger al cuerpo contra las enfermedades. Los alimentos que contienen más vitamina C son: la grosella negra, la guayaba, el perejil, el pimiento rojo, las coles de bruselas, el brócoli, el kiwi, la papaya, la naranja y el bulbo de hinojo.


Vitamina D: ayuda a la absorción de calcio y es esencial para el mantenimiento de la salud de los huesos. También mejora el metabolismo celular, el funcionamiento muscular y la defensa frente a infecciones. A parte del sol, los alimentos que contienen esta vitamina son el aceite de hígado de bacalao, el pescado azul, el marisco, el hígado, los lácteos, los huevos, las setas, el aguacate y el germen de trigo.


Otros alimentos que podemos introducir en nuestra dieta son: la cebolla y el ajo en todas las comidas. Ambos son alimentos que ayudan a combatir las infecciones por virus y bacterias. El ajo debe consumirse crudo para que mantenga sus propiedades, mientras que la cebolla no pierde sus propiedades al cocinarse.


La miel es un buen sustituto del azúcar, ya que tiene propiedades antioxidantes y antibacterianas que el azúcar no tiene. Por último, El jengibre es rico en vitaminas, potasio y niacina, y posee propiedades que ayudan a combatir las infecciones causadas por virus y bacterias. Además, tiene características antitusivas y expectorantes que ayudan a combatir los resfriados y la gripe.


Si sientes algún síntoma de enfermedad respiratoria acude con un médico especialista.