• Hospital San Ángel Inn

Día Mundial de la tuberculosis

La tuberculosis es una enfermedad causada por Mycobacterium tuberculosis, una bacteria que casi siempre afecta a los pulmones, pero puede atacar cualquier parte del cuerpo, como los pulmones, la columna vertebral y el cerebro.



Es curable y prevenible. Cuando la tuberculosis no se trata adecuadamente, puede ser fatal.

La tuberculosis se transmite de persona a persona a través del aire. Cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe, expulsa bacilos tuberculosos al aire. Basta con que una persona inhale unos pocos bacilos para quedar infectada.


No todas las personas que se contagian de tuberculosis se enferman, es decir, existen dos condiciones relacionadas; infección de tuberculosis latente y enfermedad de tuberculosis. Se calcula que una tercera parte de la población mundial tiene tuberculosis latente.


En general, aproximadamente del 5 al 10 % de las personas infectadas que no reciben tratamiento para la infección de tuberculosis latente presentará la enfermedad en algún momento de su vida.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad?

Tos, fiebre, sudores nocturnos, pérdida de peso, expulsar moco o flema al toser, dolor de pecho al toser o, expulse sangre al toser.


Estos síntomas pueden ser leves durante muchos meses, lo que ocasiona que los pacientes no acudan al médico inmediatamente, por lo que transmiten la enfermedad a otras personas. Una persona enferma de tuberculosis puede contagiar entre 10 y 15 personas durante un año.


¿Se puede tratar la tuberculosis?

Sí, existen tratamientos, el médico debe determinar cuál es el más adecuado, dependiendo del tipo de tuberculosis que se presenta.


Es muy importante que se terminen todos los medicamentos y que se tomen siguiendo exactamente las indicaciones del médico tratante, de lo contrario, el paciente puede enfermarse nuevamente y hacer más difícil de tratar a las bacterias que siguen vivas en el organismo.

82 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo