• Hospital San Ángel Inn

Día Mundial del Sueño

El Día Mundial del Sueño tiene como objetivo la celebración del sueño y hacer una llamada a tomar acción contra problemas importantes relacionados con el sueño.



¿Por qué es importante dormir suficiente?


Los adultos que duermen menos de 7 horas en un periodo de 24 horas, son más propensos a padecer obesidad, inactividad física, y fumar que aquellas personas que duermen 7 horas o más, en el mismo periodo de 24 horas.


El tener un sueño fortalecedor, depende de tres factores: la duración, profundidad y la continuidad del sueño.


Estas son algunas recomendaciones para tener un sueño más sano:


- Tener una adecuada cantidad de sueño cada noche. Los adultos requieren de, al menos, 7 horas sueño por noche para tener una buena salud y bienestar.


- Establecer horarios regulares para dormir y despertar. Iniciar seleccionando una hora para acostarse, en la que puedas dormir fácilmente y, mantener una hora constante para levantarnos; si consideras que no estás durmiendo suficiente, trata de ir a la cama antes.


-Asegurar que el sueño es constante, mediante la eliminación de la mayor cantidad de interruptores del sueño que sea posible.


-Al cambiar el horario de sueño, tratar de regresar a los horarios regulares lo más pronto posible.


¿Cómo mejorar la calidad del sueño?


- Practicar algún deporte. El ejercicio físico es considerado un método efectivo, no farmacológico, para mejorar la calidad del sueño. Estudios demuestran que las personas que practican alguna actividad física frecuente, duermen mejor y son menos propensos a padecer, apnea del sueño. Evitar realizar ejercicio unas horas antes de dormir, también contribuye a mejorar su calidad.


- Disminuir la ingesta de alcohol. Aunque ingerir alguna bebida alcohólica puede producir somnolencia, ocasiona que la calidad del sueño sea menor debido a que induce su fragmentación y despertarse varias veces durante la noche. Las personas que consumen alcohol reportan tazas de insomnio clínico de entre 35 y 70%.


- Disminuir el consumo de bebidas que contienen cafeína. La cafeína es un estimulado del sistema nervioso central. Su consumo reduce el tiempo total de sueño, su eficiencia, y empeora la percepción de la calidad del sueño.


- Exponerse a suficiente luz natural, en especial, en horas tempranas del día. Trata de hacer caminatas por la mañana o a la hora de la comida.

128 vistas0 comentarios