• Hospital San Ángel Inn

Mitos y Realidades del COVID-19

La Organización Mundial de Salud ha desmentido en estos días varios rumores sobre el coronavirus y ha alertado de no compartir información falsa y no verificada.


¡Quédate en Casa!

No distribuyas noticas falsas, verifica toda la información en sitios oficiales.



Mitos sobre el COVID-19:


MITO: “Enjuagarse la nariz con solución salina y hacer gárgaras con enjuague bucal, pueden prevenir el contagio del COVID-19”

REALIDAD: No hay evidencia de que estas prácticas protejan a nuestros organismo de contraer el virus.



MITO: “El ajo puede prevenir la infección del nuevo coronavirus”

REALIDAD: El ajo es un alimento saludable pero no hay evidencia de que comerlo proteja a las personas del nuevo coronavirus.



MITO: “Los antibióticos sirven para prevenir y tratar el nuevo coronavirus”

REALIDAD: El COVID-19 es un virus, los antibióticos no funcionan contra virus, por lo tanto, no deben usarse como medio de protección o prevención.



MITO: “Perros y gatos pueden transmitir el nuevo coronavirus”

REALIDAD: NO hay evidencia de que los animales como perros o gatos puedan infectarse con el COVID-19, aunque siempre es recomendable lavarse las manos con agua y jabón después del contacto con tus mascotas.



MITO: “Se pueden contagiar el nuevo COVID-19 al recibir un paquete de China”

REALIDAD: No corres ningún riesgo si recibes un paquetes o cartas desde China, el coronavirus no sobrevive por mucho tiempo en objetos, como cartas o paquetes.  



MITO: “El nuevo coronavirus solo afecta a las personas mayores”

REALIDAD: El virus puede contagiar a personas de todas las edades, sin embargo las personas adultas mayores y las personas con enfermedades crónicas pueden ser más susceptibles a enfermar gravemente.

 


MITO: “El COVID-19 se diagnostica con una prueba rápida”

REALIDAD: NO. El nuevo coronavirus únicamente se confirma a través de una prueba de laboratorio llamada PCR.



MITO: “La vacuna contra influenza protege del nuevo coronavirus”

REALIDAD: La vacuna contra la influenza no brinda protección contra el COVID-19, este es tan nuevo y diferente que necesita su propia vacuna. Aunque mantenerse actualizado con sus vacunas es muy recomendable para proteger la salud.



Como siempre es importante que nos mantengamos informados, obtén siempre la información de sitios oficiales.