¿Para qué sirve un ultrasonido mamario?

Los médicos suelen utilizar la ecografía como una herramienta de diagnóstico temprano para evaluar los bultos en los senos. La mayoría de las ecografías mamarias duran entre 15 y 30 minutos y suelen ser indoloras.



A diferencia de las tomografías computarizadas y los rayos X, una ecografía no utiliza radiación ionizante. Por esta razón, los médicos a menudo recomiendan una ecografía para las personas que no son aptas para las técnicas de imagenología basadas en radiación.

Entre las personas que deben evitar la radiación se incluyen aquellas que:

Están embarazadas o amamantando

Menores de 25 años

Tienen implantes mamarios

Un médico también puede usar una ecografía para ayudar a guiar una aguja de biopsia para recolectar tejido de un bulto para su análisis. Este procedimiento se llama biopsia guiada por ecografía.


Un médico puede programar una ecografía mamaria después de descubrir un bulto en el tejido mamario durante un examen físico de rutina o una mamografía.

También pueden solicitar una ecografía mamaria para:

  1. Evaluar la secreción inusual del pezón

  2. Evaluar casos de mastitis, que es la inflamación de los tejidos mamarios

  3. Monitoreo de implantes mamarios

  4. Evaluar los síntomas, como dolor, enrojecimiento e hinchazón de los senos

  5. Examinar cambios en la piel, como decoloración

  6. Monitorear los bultos mamarios benignos existentes

  7. Verificar los resultados de otras pruebas de diagnóstico por imágenes, como una resonancia magnética o una mamografía

48 vistas0 comentarios